Cuando el silencio te invade

Cuando el silencio te invade, ya no recuerdas lo que dijiste y lo que callaste, así pasan las horas, en silencio, con la boca bien cerrada, respirando por la nariz y dándole vueltas a la cabeza. Pienso un montón de cosas, frases que me encantaría articular, pero no hay manera de que salgan de mi.

Dicen que cuando explicas alguna cosa como que te liberas de ella y se vacía un poquito tu mochila. Así que aquí estoy con la mochila llena de pensamientos, recriminaciones, culpas, y de más cosillas.

Mañana será otro día de silencio….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.